Pasadena Criminal Attorney

Sharen Ghatan- Lead Attorney
Over 20 Years of Experience Practicing Criminal Defense

Free Consultation

Violencia Doméstica

Los delitos de violencia doméstica son muy comunes en el estado de California, al igual que las acusaciones falsas o tergiversadas relacionadas con los mismos. Los individuos que enfrentan este tipo de cargos en los tribunales de este estado y resultan condenados, son castigados con una serie de sanciones que pueden ser severas y tener efectos a largo plazo.

En Pasadena Criminal Attorney, ubicado en Pasadena, California; hemos defendido satisfactoriamente a una gran cantidad de clientes contra todas las formas de violencia doméstica. Nuestra extensa experiencia en esta área de práctica y profundo conocimiento de las regulaciones pertinentes del estado de California y el proceso judicial local, nos conceden una ventaja en el tribunal. Es por esto que debe contactarnos para recibir una asesoría legal y conocer más sobre las posibles defensas para su caso.

¿Cómo se define la violencia doméstica conforme a la ley de California?

Conforme a la ley estatal, cualquier suceso de asalto, agresión, amenazas criminales, negligencia abusiva, u otros delitos relacionados, es un acto de violencia doméstica cuando se comete contra un cónyuge, o pareja romántica actual o pasada, hijo, hijastro, padre, y otros miembros de su familia o las personas que habitan con usted en la misma residencia.

Por lo tanto, la violencia doméstica no se caracteriza por el tipo de acto delictivo cometido sino por la clase de individuos contra los cuales se cometen. Debido a que en los casos de esta naturaleza los perpetradores violan la confianza y se aprovechan de personas con las cuales tienen una relación preestablecida, esta categoría de delitos acarrea sanciones adicionales en comparación a cuando se cometen actos similares en contra de otras personas. A continuación, conoceremos los distintos tipos de violencia doméstica, estableciendo su definición, sanciones, y posibles defensas legales para cada delito específico.

  1. Lesión corporal a un cónyuge. Artículo 273.5 PC. Se trata de aquellos casos de violencia doméstica en los cuales se inflige una lesión corporal, la cual causa una condición traumática a la víctima.

Es importante destacar que, a efectos de esta disposición, el término “traumático” no hace referencia a su significado común, sino que aplica incluso a un pequeño moretón o cualquier lesión visible. Además, el acto debe haber sido realizado intencionalmente, lo cual no necesariamente significa que el perpetrador tenía la intención de provocar la lesión a la víctima, sino que llevó a cabo el acto que derivó en la misma a propósito y no accidentalmente.

Por su parte, la víctima debe haber sido el cónyuge actual o pasado, la pareja doméstica, el padre o la madre de su hijo. Y los actos de violencia cometidos contra menores de edad o padres, se manejan como abuso infantil y abuso de personas mayores, respectivamente, lo cual explicaremos más adelante.

La lesión corporal a un cónyuge puede imputarse como un delito menor o un delito grave, en función de los detalles de cada caso y los antecedentes penales del acusado. Como delito menor, acarrea un máximo de 12 meses de cárcel de condado y una multa máxima de $6.000. Mientras que, como delito grave, puede ser castigado con un periodo de 2 a 4 años de prisión estatal.

Las posibles estrategias defensivas incluyen las siguientes:

  • Legítima defensa de sí mismo u otras personas. Si usted estuvo o pensó de manera razonable que se encontraba frente a un riesgo inmediato de sufrir un daño corporal, y sus actos no excedieron de lo que era necesario dadas las circunstancias, se considera legítima defensa y no violencia doméstica. Lo mismo aplica si actuó para defender a otra persona que estaba presente y se encontraba frente a un riesgo inmediato de sufrir lesiones.

  • Lesiones accidentales. Si usted no actuó intencionalmente, sino que se trató de un accidente, no calificaría como violencia doméstica conforme a la ley, aunque le haya causado lesiones a la otra persona.

  • Acusaciones falsas. En una gran cantidad de casos, las parejas domésticas que se sienten traicionadas u ofendidas recurren a presentar falsas acusaciones de violencia doméstica con la finalidad de vengarse. Sin embargo, un abogado defensor competente sabrá de qué forma revelar la verdad sobre lo ocurrido.

  1. Agresión doméstica. Artículo 243.e.1 PC. Prohíbe la utilización de fuerza o violencia contra un cónyuge o pareja romántica. La principal diferencia entre este delito y el anterior, es que para aquel es imprescindible que se provoque una lesión, mientras que esto no ocurre en la agresión doméstica.

La agresión doméstica es un delito menor, cuyas sanciones incluyen un máximo de 12 meses de cárcel en el condado y una multa máxima de $2.000. Las defensas comunes contra este delito son las mismas que explicamos anteriormente para la lesión corporal a un cónyuge, las cuales incluyen la legítima defensa, falta de intención, y falsas acusaciones.

  1. Abuso infantil. Artículo 273d PC. Consiste en infligir una lesión corporal o castigo excesivo a un menor de edad. Para que un acto califique como abuso infantil, debe ser cruel e inhumano o haber causado una lesión, por más pequeña que sea.

Esta disposición está cuidadosamente redactada para evitar la inclusión de la administración de disciplina razonable por parte de los padres a sus hijos. Por lo que es importante destacar que las nalgadas no constituyen abuso infantil, salvo que se lleven a cabo con un grado de fuerza que sea cruel y/o cause una lesión.

Este delito puede imputarse como delito menor o delito grave. Como delito menor, puede castigarse con una pena máxima de 12 meses de cárcel, pero como delito grave, puede acarrear de 2 a 6 años de prisión estatal. Si reincide y su caso califica como delito grave, es posible que le sean impuestas sanciones más severas.

Aunque el abuso infantil es común en este estado, también es muy fácil ser falsamente acusado del mismo y la simple acusación puede causar un daño irreparable a su reputación, mientras que la condena tiene consecuencias severas y duraderas.

Las estrategias defensivas más comúnmente utilizadas contra los cargos de esta naturaleza, incluyen las siguientes:

  • Acusaciones falsas. En algunos casos, los menores son obligados a acusar a un padre de abuso infantil sin que este haya ocurrido realmente. Esto suele ser realizado por un ex cónyuge que tenga la intención de vengarse.

  • Falta de la intención requerida. Si los actos que condujeron a la lesión del menor fueron realizados accidentalmente, no puede calificar legalmente como abuso infantil.

  • La lesión tuvo otras causas. También es posible que la lesión haya tenido una causa distinta que no es atribuible al acusado y se hayan presentado falsas acusaciones o haya habido un error con respecto a la identificación de la causa.

  • Derechos parentales. Puede ocurrir que usted haya actuado conforme a los límites de su derecho parental de disciplinar a su hijo y que no haya podido haber previsto razonablemente que el menor sufriría una lesión al actuar de la forma en que lo hizo.

  1. Peligro infantil. Artículo 273 (a) PC. Generalmente, la mayoría de las personas se refieren al peligro infantil como “abuso infantil”. Sin embargo, son delitos distintos. Por su parte, el peligro infantil consiste en exponer deliberadamente a una persona menor de 18 años de edad a un riesgo injustificable, sufrimiento, o dolor.

A diferencia del abuso infantil del artículo 273d, la policía puede arrestarlo por peligro infantil en virtud del artículo 273(a) PC, si usted somete a un niño o adolescente a un riesgo irrazonable de sufrir un daño corporal, aunque dicho daño o lesión no se produzca. Algunas situaciones que pueden constituir este delito, son las siguientes:

  • Dejar un arma cargada o un cuchillo al alcance de un menor.

  • No buscar tratamiento médico para un menor enfermo.

  • Tatuar a un menor (artículo 653 PC.)

Las sanciones previstas para este delito dependen de si el menor se encontraba en riesgo de sufrir una lesión corporal significativa o la muerte, ya que se trata de un wobbler. Si el menor no estuvo en riesgo de ninguno de los dos, el fiscal le imputará cargos como delito menor. En tal caso, las sanciones que puede acarrear una condena, son las siguientes:

  • Un máximo de un año en la cárcel del condado.

  • Una multa máxima de $1.000.

Sin embargo, si el caso es un delito grave, lo cual significa que el menor estaba en riesgo de sufrir una lesión corporal grave o la muerte, las sanciones pueden incluir una pena máxima de $10.000 y una pena de 2, 4 o 6 años de encarcelamiento en la prisión estatal.

Los argumentos defensivos que su abogado puede presentar ante el tribunal para combatir los cargos, incluyen los siguientes:

  • Se han presentado falsas acusaciones.

  • Otra persona era responsable del menor.

  • Usted estaba disciplinando al menor legalmente.

Al igual que los otros delitos de violencia doméstica, una condena de peligro infantil puede afectar su reputación y muchos otros aspectos de su vida. Por lo que debe discutir su caso con un abogado confiable para evaluar las posibles estrategias defensivas.

  1. Negligencia infantil. Artículo 270 PC. Este delito consiste en la omisión de brindar el cuidado adecuado a un menor de edad que se encuentra bajo su custodia. Generalmente, esto engloba la omisión de satisfacer sus necesidades básicas como proveer alimentos, agua, medicinas o un lugar seguro donde vivir. Es importante destacar que esta falta debe ser intencional y no puede deberse a la pobreza u otra causa justificada. Generalmente, este hecho se imputa como un delito menor, el cual acarrea un máximo de 12 meses de cárcel, libertad condicional sumaria, y una multa máxima de $2.000.

Sin embargo, si el acusado es el padre del niño y su paternidad ha sido disputada en el tribunal en algún momento en el pasado, es posible que le imputen cargos de delito grave y reciba sanciones más severas. Sin embargo, esta excepción ha sido declarada inconstitucional en un caso anterior, por lo que es poco probable que la fiscalía la aplique.

Algunas estrategias defensivas comunes contra el cargo de negligencia infantil, incluyen las siguientes:

  • Falta de intención. Únicamente se considerará un acto delictivo si incumplió con la satisfacción de las necesidades básicas de su hijo de manera intencional. Por ejemplo, si un padre es acusado de negligencia infantil pero la madre u otro familiar del menor estaba evitando que lo ayudara, o el padre no estaba consciente de que las necesidades básicas del menor no estaban cubiertas.

  • Justificación legal. Si usted no proveyó el cuidado adecuado al menor por una causa ajena a su voluntad, sino debido a la incapacidad de brindar dicho cuidado, no puede ser responsabilizado conforme a la ley

  1. Abuso de personas mayores. Artículo 368 PC. Esta disposición aplica cuando la violencia doméstica se comete contra un padre mayor u otro familiar. El abuso de personas mayores puede ser físico, emocional, o económico; y se relaciona con la violencia doméstica al infligir, amenazar, o provocar negligentemente un daño físico. Este hecho puede imputarse como un delito menor o grave. Este último es castigado con una pena de prisión de 2 a 4 años. Mientras que, como delito menor, se castiga con un máximo de 12 meses en la cárcel del condado y una multa de $1.000.

Algunas de las posibles defensas contra un cargo de esta naturaleza incluyen las falsas acusaciones, error de identidad, falta de intención e insuficiencia de evidencias para dictar una condena.

  1. Amenazas criminales. Artículo 422 PC. Prohíbe la emisión de amenazas de provocación de una lesión corporal grave a otra persona, lo cual puede realizarse de forma verbal, por escrito, o por vía electrónica. Se requiere que el perpetrador emita la amenaza con la intención de infundir miedo a la víctima. Además, es necesario que la víctima efectivamente se sienta atemorizada y la amenaza sea capaz de causar miedo a una persona razonable debido a su naturaleza. También debe haber sido clara y específica en lugar de vaga y general.

Es importante destacar que la amenaza calificará como criminal, aunque el perpetrador no tenga la capacidad de concretarla. Por otra parte, no será relevante que el perpetrador tenga realmente la intención de concretar la amenaza, ya que únicamente será necesario que tenga la intención de hacer creer a la otra persona que la materializará.

Este hecho punible puede ser un delito menor o un delito grave en el estado de California. Como delito menor, es castigado con un máximo de 12 meses de cárcel en el condado. Mientras que, como delito grave, es considerado un strike conforme a la Ley de los Tres Delitos y Fuera y acarrea una pena máxima de 4 años en prisión estatal. Si adicionalmente, se utiliza un arma mortal al realizar la amenaza criminal, se agrega un año a la pena.

Algunas de las defensas más comunes contra los cargos de esta naturaleza, son los siguientes:

  • Falsas acusaciones o error de identidad.

  • La amenaza no fue específica y/o no era capaz de ser creída o infundir a alguien un temor genuino por su seguridad desde una perspectiva razonable.

  • La víctima nunca se sintió realmente atemorizada por la amenaza recibida.

  • Aunque la víctima temía, fue solo por un momento, y no fue un miedo prolongado.

  • El acusado únicamente hizo un gesto, pero no se emitieron amenazas verbales, escritas o electrónicas.

  1. Porno venganza. Artículo 647 (j) (4). Consiste en la publicación de material sexualmente explícito de otra persona en sitios web, sin el consentimiento de la misma. Por ejemplo, si usted publica imágenes o vídeos de su ex novia o ex esposa en Facebook, Twitter o Instagram luego de la separación, está quebrantando esta disposición.

A efectos de la misma, también es ilegal la divulgación intencional de vídeos o imágenes sexualmente explícitas de otra persona mediante mensajes de texto o correo electrónico, a sabiendas de que dicha distribución puede causar un sufrimiento emocional a la persona. Generalmente, la fiscalía imputa cargos de porno venganza como delito menor, el cual acarrea una pena de 6 meses de cárcel de condado y una multa no mayor a $1.000.

Las defensas legales que los abogados comúnmente utilizan para combatir los cargos de porno venganza durante el juicio, incluyen los siguientes:

  • La existencia del consentimiento de ambas partes.

  • Falta de la intención del acusado de causar un sufrimiento emocional a la supuesta víctima del delito.

  • Inexistencia de la intención de divulgar el material.

Para obtener el mejor resultado posible si enfrenta cargos por cualquier tipo de violencia doméstica, debe contactar a un abogado lo antes posible, ya que este conocerá cuál es la estrategia defensiva más adecuada para su caso, con la finalidad de lograr una reducción o absolución de los cargos.

¿Cuáles son las otras posibles consecuencias de una condena por un delito de esta categoría?

Las condenas por la mayoría de los delitos de violencia doméstica generalmente entrañan consecuencias adicionales a la multa y la pena privativa de libertad. En este sentido, estas también pueden someterlo a las siguientes consecuencias adicionales:

  • Pago de un resarcimiento a la víctima. Además de las cuantiosas multas, una condena por un delito de violencia doméstica también puede obligarlo a pagar un resarcimiento a la víctima por los daños derivados de su actuación; lo cual incluye, los daños a su propiedad, gastos médicos, salarios perdidos, y terapia de salud mental. Además, es posible que deba realizar un pago de $500 destinado al financiamiento de programas de violencia doméstica.

  • Antecedentes penales permanentes. Las condenas de violencia doméstica se reflejan en los antecedentes penales, lo cual significa que cualquier miembro del público que desee conocer su historial delictivo podrá verla. Además, tener antecedentes penales por un delito de esta índole puede dificultar la obtención de un empleo, vivienda o licencia estatal.

  • Participación en un programa para agresores. Generalmente, el juez ordena que los condenados de agresión doméstica asistan a un programa para agresores con el propósito de que reciban tratamiento y asesoramiento, cuya duración es de un año. Incluso si su condena incluye una libertad condicional sumaria o formal, es posible que esta sea una de sus condiciones.

  • Pérdida de sus derechos de custodia. Luego de una condena por un delito de violencia doméstica como abuso infantil, el juez puede prohibirle tener la custodia de sus hijos menores de edad. Sin embargo, seguirá siendo elegible para tener derechos de visitas para verlos.

  • Pérdida de sus derechos de armas. Si es dueño de un arma de fuego, es probable que deba entregarla y pierda sus derechos a ser propietario o poseer otra luego de una condena por un delito de violencia doméstica. Esta prohibición es permanente y la única manera de recuperar sus derechos de armas luego de la misma es mediante un indulto presidencial, el cual no es fácil de obtener.

  • Ordenes de restricción. De conformidad con la ley, las víctimas de violencia doméstica son elegibles para solicitar una orden de restricción, también conocida como orden de protección. Esta puede ser obtenida en un tribunal civil o penal, aunque no tenga lesiones corporales.

Si se ha emitido una orden de restricción en su contra, debe cumplir plenamente con esta. Una orden de esta naturaleza limita su interacción con la víctima de la violencia doméstica e incluso con sus propios hijos. Si quebranta los términos de la misma, está incurriendo en un delito menor.

  • Consecuencias de inmigración. De conformidad con la ley de inmigración, algunos delitos específicos que implican vileza moral, tal como agresión doméstica o abuso de personas mayores; pueden acarrear consecuencias severas de inmigración para los acusados que no sean ciudadanos de la nación. Algunas de estas incluyen la deportación e inadmisibilidad al país. Por lo cual, si está pensando en declararse culpable a un cargo de violencia doméstica durante la audiencia preliminar, debe pensar en las consecuencias de esta naturaleza, las cuales pueden afectar su vida permanentemente. No obstante, un abogado penalista competente puede ayudarlo a negociar un acuerdo de culpabilidad favorable, el cual evite las consecuencias de inmigración derivadas de una condena de esta índole.

¿Cómo encontrar abogados cerca de mí?

Debido a la gravedad de los delitos de violencia doméstica, necesita contar con nuestro equipo de defensa si ha sido acusado de un delito de esta categoría. Tenemos una experiencia extensa en el manejo de estos casos y un extenso conocimiento del sistema legal del estado de California, de manera que desarrollaremos la mejor estrategia defensiva y haremos todo lo posible para ayudarlo a evitar una condena y las sanciones derivadas de la misma. Además, comenzaremos a trabajar en su caso lo antes posible para aumentar su probabilidad de lograr un resultado positivo.

Contacte inmediatamente a Pasadena Criminal Attorney, California; llamando al número 626-689-2277.

How Can We Help? 626-689-2277 

Charged With a Crime?

Call us now to assess your charges and explain the difference a criminal attorney can make on the results of your case

626-689-2277